“Me gustaría una joyería que se pudiese colocar en el cenit de la sostenibilidad. Una joyería con certificados de suministros transparentes que pudiera aportar las garantías necesarias en los procesos de producción. Una joyería sostenible desde la fase de diseño hasta el empaquetado de presentación, una joyería, en definitiva, respetuosa con el medio ambiente y la ética social.”

“Creo en una joyería de concepto infinito. Una joya infinita es aquella que siempre se desea como si fuese nueva, que tenga capacidad de transformarse y de conservar las emociones de los momentos más felices de mi vida.”

“Ese carácter infinito consiste también en que una joya pueda pasar de generación en generación como algo único, que mantiene
su valor y los valores de las personas que las disfrutan.”